Triptófano: el aminoácido del placer

Triptófano: Propiedades Terapéuticas

El triptófano es un aminoácido esencial de los 20 aminoácidos incluidos en el código genético, se clasifica como esencial porque el cuerpo no puede producirlo por si sólo y tiene que tomarlo de los alimentos.  Es un aminoácido de los más importantes ya que cumple funciones básicas en el organismo como las que se mencionan a continuación:

• Es indispensable para promover la liberación y la síntesis de la serotonina (un importante neurotransmisor involucrado en la regulación del sueño, ayuda a regular el ciclo vigilia-sueño). La serotonina esta implicada en la relajación, el gozo y el placer. Estudios han demostrado que la concentración de serotonina en el cerebro es directamente proporcional a la concentración del triptófano en el plasma y el cerebro.

• Interviene en el funcionamiento del sistema nervioso. El triptófano es, actualmente,  el nutriente más estudiado en la comunidad psiquiátrica.

• Es fundamental para un buen equilibrio emocional, ayuda a regular la ansiedad, el insomnio y el estrés. Además, debido a que ayuda a sintetizar serotonina, en algunos casos tiene efectos antidepresivos.

• Está implicado especialmente en el crecimiento y en la producción hormonal, sobre todo en la función de las glándulas de secreción adrenal.

• Es esencial para que el cuerpo elabore sus propias proteínas.

• Es un aminoácido muy útil en las dietas para bajar de peso ya que junto con la lisina y la arginina, es encargado de liberar la hormona del crecimiento, siendo el triptófano el más potente de ellos. La hormona del crecimiento ayuda a sintetizar y eliminar las grasas que se acumulan en el cuerpo.

• Ayuda a controlar los niveles de insulina.

• Ayuda a la formación de vitamina B3 (Niacina). De hecho con cada 60 miligramos de triptófano a partir de la dieta nuestro cuerpo elabora 1 mg. de Niacina.

• Se ha iniciado un nuevo uso del triptófano, en la disminución de ciertos dolores como el de cabeza, el dental y el asociado con el cáncer.

• Ayuda a tratar casos de epilepsia, manías, psicosis, algunos casos de comportamiento agresivo, etc.

¿Dónde podemos encontrar este aminoácido?

El triptófano es un aminoácido no muy abundante en los alimentos. Tiene una distribución inusual en ellos y no siempre en las mismas concentraciones, además, la mayoría de las proteínas dietéticas carecen de él. Hay suplementos alimenticios que contienen este importante aminoácido, sin embargo, lo puedes obtener de forma natural por medio de alimentos que lo contienen como los siguientes:

• Cereales integrales: maíz, cebada, trigo, etc.

• Huevo

• Lácteos, quesos, yogures

• Pescados y carnes

• Legumbres como soja (tamari, tofu, etc.))

• Frutos secos, sobre todo en las almendras

• Frutas, en especial el plátano, manzana, piña, aguacate.

El suplemento puede ser de ayuda para algunas personas, pero si compras el suplemento, debes tomar en cuenta la opinión de un médico si estas tomando medicamentos o tranquilizantes.

¿Cómo se aprovecha mejor este aminoácido?

Para metabolizar de una forma adecuada el Triptófano, es necesario que el cuerpo tenga niveles adecuados de  vitamina B6 y de Magnesio.

Dietas vegetarianas y Triptófano

Las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana (sin huevos, carnes ni productos lácteos) deben tener precaución en consumir alimentos permitidos que tengan triptófano, pues estas personas tienen mayor riesgo de tener deficiencias de este importante aminoácido.

¿Qué puede bajar los niveles de Triptófano y que consecuencias acarrea?

• Las dietas vegetarianas, la hepatitis fulminante, el estrés, la anorexia, la bulimia,  la edad y las dietas inadecuadas pueden disminuir la presencia de este aminoácido. También las personas  pirolúricas, que tienen deficiencia de zinc o de vitamina B-6 frecuentemente experimentan las consecuencias de los bajos niveles de tripófano.

Los bajos niveles de triptófano pueden traer como consecuencia la depresión, ansiedad, tensión, fobias, obesidad, anomalías hormonales, etc. Se han identificado anormalidades en el enlace del triptófano en personas depresivas y en los suicidas.

El Triptófano y la depresión

Actualmente la depresión es una de las afecciones que más pesa. Los antidepresivos tienen la función de prolongar la vida de la serotonina, la dopamina, etc., que son las hormonas del placer. En pequeñas dosis, el triptófano puede ayudar a mantener saludable esta producción hormonal. Se requieren 3 gramos de triptófano para obtener efectos antidepresivos significativos y elevar el triptófano plasmático. Es aquí donde cabe acentuar la importancia de una dieta bien balanceada, no abusar de irritantes y alimentos estimulantes como el alcohol, el café, el azúcar, el exceso de medicamentos  etc., que pueden bajar los niveles de este aminoácido.  Tratar de incluir los alimentos antes mencionados, además de aquellos que contengan magnesio y vitamina B6.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *