Tipos de té y sus principios activos


El té es una infusión de las hojas y brotes de la planta,  la palabra té proviene del chino que tiene varias pronunciaciones según el dialecto utilizado.

Principios activos del té

El té contiene sales minerales cómo sodio, potasio y níquel. También contiene cobre y hierro, silicio, aluminio, magnesio, fósforo y calcio, aunque algunas de ellas pierden su solubilidad con el envejecimiento de las hojas. Un elemento importante del té es el flúor, conocido como protector de los dientes. El aceite esencial destilado del té es de color amarillo y posee un fuerte olor, que es la causa de los aromas del té.

Los componentes más conocidos del té por su efecto, son sin duda la teína o cafeína. La presencia de vitaminas en el té es mínima, pero aportan cierto contenido de vitaminas A, B, C, y E., que enriquecen la bebida.

Se considera que el té con mayor cantidad de principios activos altamente benéficos para la salud humana es el té verde, el cual posee potentes antioxidantes que aumentan las defensas del organismo y neutralizan la actividad de los radicales libres, que causan la oxidación de las células y en ocasiones, pueden provocar cáncer. 

Existen varios tipos de té según la hoja, el arbusto o la flor que se utilice en su elaboración. Los principales tipos de té se distinguen abajo:

Té blanco: es el té elaborado de hojas jóvenes (brotes nuevos del arbusto) que no se han oxidado. Estos brotes pueden haber sido protegidos del sol para evitar la formación de clorofila.

Té verde (sin oxidación): es el té favorito en Asia, y es denominado así porque las hojas se secan y son fragmentadas rápidamente después de ser recogidas. Se prepara calentando las hojas, sea en platos calientes o con vapor, las hojas se apisonan con el rodillo, se calientan y se apisonan otra vez, para lograr la calidad deseada. El té hecho de estas hojas es templado y más fresco en el sabor que otros tipos de té. A causa de esto, este té no se sirve con leche ni azúcar ni miel. Algunos tipos de té verde son Gunpowder, Sencha, y Gyokuro, un té japonés también conocido como té de rocío de perla.

Té negro (oxidación sustancial): de color marrón, rojizo y oscuro cuando se agrega el agua caliente. La fabricación del té negro comienza con el proceso de “desecado” de las hojas, sea en forma natural o con aire caliente. Luego del desecado, hay que pasar el material entre los rodillos para exprimir los jugos y golpearlo para romper las hojas. Después se ciernen y se fermentan para lograr la calidad del producto final. Entonces, hay que secar, graduar y clasificar el té fermentado para empaquetarlo. Después de que las hojas se escogen, se fermentan en el sol abierto siendo secado antes. Este té es muy procesado y condimentado. El tamaño de las hojas determina la graduación de té negro. Las variedades negras comunes del té incluyen Ceilán, Assam, y Darjeeling, considerado por muchos el té negro más fino.

Té rojo: llamado también Pu-erh, es una subclase del té negro de color rojizo, es un producto inusual dado que suelen estacionarse por un período de hasta 50 años. Es considerado un producto medicinal en China.

Kukicha o Té de invierno – Este té se caracteriza por estar elaborado a base de hojas viejas y tostadas sobre fuego. Es un popular alimento macrobiótico en Japón.

Té Oolong: tiene características de té negro y verde. Sus hojas son fermentadas cerca de la mitad del tiempo del empleado en el té negro. Mucha de la producción del mundo del té es de té oolong, y proviene de la provincia de Fukien de China, donde se originó. El té de Formosa es considerado por muchos el té más fino de té oolong.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
1 Comentario

Escribir un comentario