Tabla inclinada: sus grandes beneficios en la salud y belleza

Tabla inclinada: sus grandes beneficios en la salud y belleza

Fuente: Google Images

La tabla inclinada es una de las alternativas más prácticas, baratas y útiles para ponerse en forma y ayudar al cuerpo a mantenerse sano, joven y lleno de energía, sus múltiples y asombrosos beneficios han dado estupendos resultados en todo tipo de personas.

¿Qué es la tabla inclinada?

También se le conoce como tabla de Yoga (o para ejercicios de yoga), y se le puede encontrar además en los gimnasios para hacer abdominales y otro tipo de ejercicios. En realidad, se trata de una tabla que se puede ajustar para lograr una altura respectiva del suelo a distintos grados.

Beneficios de la tabla inclinada:

• MÚSCULOS: Sirve para aumentar la fuerza muscular y tonificar los músculos.

• CORCULACIÓN: Incrementa la efectiva circulación hacia la parte superior del cuerpo en donde muchas veces la circulación sanguínea suele ser deficiente, sobre todo cuando el corazón no tiene suficiente fuerza y no puede irrigar sangre hacia arriba, nutriendo y oxigenando correctamente los múltiples tejidos cerebrales.

CEREBRO: la oxigenación y nutrición cerebral es indispensables para el adecuado  funcionamiento de todos los órganos principales del organismo. Si el cerebro no recibe la suficiente sangre y oxigeno a diario, se afectará tanto la salud como la fuerza y vitalidad del cuerpo en general. Los ejercicios en la tabla inclinada benefician la salud del cerebro y sistema nervioso, son necesarios para la salud completa del cuerpo. En especial, es de gran ayuda en casos de mala memoria, parálisis, mareos, tensión, nerviosismo, ansiedad, falta de atención, etc.

• REJUVENECE: al incrementarse la circulación sanguínea, la piel se nutre y oxigena, y además, al colocar el cuerpo en contrasentido de la gravedad, los tejidos se revitalizan y fortalecen, ayudando a descansar de la fuerza de gravedad que los tira hacia abajo, por lo que la piel se vuelve más firme y lozana.

• PECHO: los pechos están compuestos de tejido adiposo, carecen de músculo, por lo que suelen caerse si no se les da los cuidados necesarios, como un buen sostén o alimentación adecuada. Con la tabla inclinada, los pechos descansan de la gravedad, y además, se tonifican y se evita su caída o flacidez prematura.

• OJOS Y OÍDOS: el uso frecuente de la tabla inclinada puede ayudar a corregir problemas oculares y de oídos.

• CABELLO: la eficiente circulación que provoca el uso adecuado de la tabla inclinada irriga de sangre el cuero cabelludo, nutriendo el folículo del cabello y evitando su deterioro y caída.

• CORAZÓN: es una de las mejores alternativas para los padecimientos cardíacos y circulatorios, ayuda en especial a evitar y combatir várices.

FATIGA: combate la fatiga y el cansancio, y además ayuda a relajar el sistema nervioso.

•  SISTEMA INMUNE: combinado con una alimentación adecuada, los ejercicios en la tabla inclinada pueden en verdad potenciar las defensas del organismo, ayudando a combatir y sanar todo tipo de afecciones.

¿Qué tipo de ejercicios deben practicarse en la tabla inclinada?

En realidad se pueden practicar los ejercicios que se practican en el suelo, como las abdominales, las bicicletas y algunos más. Sin embargo, es necesario que se consideren ciertas precauciones pues en algunos casos la tabla esta contraindicada.

Antes de empezar a utilizar la tabla inclinada:

1. Si es la primera vez que usas la tabla, debes empezar poco a poco, no más de 3 o 5 minutos, evita toda rutina agotadora, lo más recomendable es que los primeros días te recuestes durante 5 minutos, sin hacer ningún ejercicio ni esfuerzo, sólo acostumbrar a tu cuerpo a esta posición. La inclinación de la tabla no debe ser muy pronunciada, empieza con inclinaciones cercanas al suelo. Esto lo debes hacer si es la primera vez que utilizas la tabla o si  no haces mucho ejercicio. Si mientras te recuestas, te mareas, suspende la posición y vuélvelo a intentar el siguiente día, o baja un poco más la inclinación de la tabla.

2. No uses la tabla si eres hipertenso o tienes cáncer en cavidad pélvica, hemorragias, úlceras estomacales o intestinales o si estas embarazada.

3. No uses la tabla si acabas de comer. Debes realizar los ejercicios con el estómago vacío, una hora y media después de haber ingerido alimentos. Por las mañanas o antes de acostarse es el mejor momento, o a medio día, hora y media después de haber comido.

Ejercicios y rutina con tabla inclinada:

1. Una vez que te hayas acostumbrado a la posición inclinada, debes empezar con ejercicios de baja intensidad, como elevar las piernas bien estiradas o jalarlas contra tu pecho. Realizas sesiones de 5 repeticiones, en donde estires y bajes las piernas juntas, o alternando. Poco a poco ve incrementando las repeticiones, y agrega ejercicios variados como las bicicletas. También, incorpora los brazos, súbelos y bájalos hacia los lados o hacia atrás y hacia enfrente.

2. Después de que te sientas bien en la tabla, incorpora abdominales. Para realizar abdominales en la tabla, es necesario que tengas fortalecidos tus músculos abdominales y lumbares. Para fortalecerlos, practica las abdominales en el piso primero, sobre todo si tu espalda es débil.

3. Se recomienda que se use la tabla una o dos veces al día, diez minutos en cada sesión.
Si sigues esta rutina diaria veras como tu salud y apariencia mejora considerablemente, tu piel y  cabello rejuvenecerán, te sentirás muy animado y saludable.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *




Foro Vida Natural

Artículos Relacionados