Ruidos en el oído (Tinnitus): causas y tratamiento natural

Ruidos en el oídoEscuchar “ruiditos” en los oídos sin que exista una fuente sonora externa es lo que se conoce como Tinnitus. Los ruidos en el oído son hasta cierto punto normales, todo mundo ha experimentado alguna vez algún silbidito, zumbido, soplido, susurro o chirriar, o sonidos que se pueden confundir como si alguien soplara al oído, o con el chorro del agua, el escape del aire de un globo o incluso hasta notas musicales.

Estos ruiditos suelen ser pulsantes o agudos, por lo general suelen durar unos cuantos minutos y son pasajeros. Sin embargo, cuando duran un poco más y se vuelven constantes, entonces comienzan a ser un problema, ya que suelen ser estresantes e interferir cuando uno intenta concentrarse para trabajar, dormir, escuchar a alguien más, etc. Estos ruiditos suelen acentuarse a la hora de dormir o cuando hay silencio.

Causas de los ruiditos en los oídos:

 Cera acumulada en el oído debido a la limpieza con cotonetes o herramientas afiladas como ganchos que van empujando con el tiempo la cerilla hacia atrás.
• Las infecciones del oído.
• Lesión del oído por escuchar ruidos muy fuertes e inesperados, o por escuchar música a volumen muy alto con audífonos, etc.
• Cuerpos extraños en el oído.
• Consumo excesivo o desmedido de alcohol, cafeína, antibióticos, aspirina y otras drogas, así como fumar cualquier tipo de hierba.
• Presión arterial alta, anemia o alguna alergia.
• La enfermedad de Meniere, un trastorno del oído interno que involucra hipoacusia y vértigo.
• Pudiese ser signo de tumores o aneurisma, pero sólo en muy raras ocasiones.

Cómo tratar naturalmente el tinnitus

• Tratar de relajarse, pues el exceso de tensión o el simple hecho de resistirse a escuchar el tinnitus puede ocasionar que este se agudice o moleste más. Para esto, solo necesitas guiar tu atención hacia un sonido suave y placentero. Pon alguna música que disfrutes siempre cuidando de que el volumen no sea alto, debe de ser bajo y suave, y enfoca tu atención auditiva en esta música o en sonidos que disfrutes. Aunque no lo creas, el simple escuchar cosas que te gusten, den placer y relajen, ayudara a tu oído a recuperarse.
• Evita en tu dieta alimentos como el azúcar y harinas refinadas, así como los procesados, fritos, embutidos, leche de vaca, etc. Todos estos productos son pésimos para el organismo y, en caso de infección, solo la agravan.
• Incluye alimentos como la sábila (o jugo de aloe), la zanahoria y los vegetales frescos (en jugo o ensalada), los cereales integrales y los alimentos ricos en aceites omega, ya que estos nutren el sistema nervioso y ayudan a nutrir tu oído.
• Si tu oído esta taponeado por cera, necesitaras buscar algún profesional que te ayude a descongestionarlo. Evita introducir palitos o ganchos en el oído, para límpialo sólo necesitas pasar un trapo humedecido alrededor de toda tu oreja por la parte externa, la cera que se acumula en el oído sale prácticamente solita y es casi visible, no tienes que sacarla. Si introduces ganchitos e instrumentos duros en tu oreja, puedes aventar la cera hacia atrás y, además, podrías lastimar el delicado oído interno, y provocar más ruiditos o evitar que tu oído sane.
• Si te molesta el tinnitus por la noche, trata de dormirte con algún tipo de música relajante o meditativa, de manera que no tengas que estar pendiente de los ruiditos. Además, usa una almohada un poco alta para evitar que tu oído y cabeza se congestionen.
• Evita todo lo irritante como el alcohol, fumar, café, te en exceso, etc.
• Realiza ejercicio para que descargues tensiones y presiones innecesarias, y ayudes a que la sangre se irrigue con todo y nutrientes hasta la parte alta de la cabeza.
• Evita lugares ruidosos o la música a alto volumen.
• Un buen ejercicio auditivo para desaparecer los ruiditos es poner música o sonidos de la naturaleza a muy bajo volumen en un lugar tranquilo y silencioso y tratar de escucharla por un largo rato.

Causa emocional

Los ruiditos en los oídos son un sintoma más que una enfermedad, y estan relacionados con una resistencia a no querer escuchar o a tratar de evadir lo que se nos dice. Estas actitudes suelen provocar tensión, la cual llega a acumularse en el oido desgastando su funcionamiento normal.

Cuida los oídos de los niños y jóvenes

No les dejes que escuchen ni la tele o el radio a alto volumen, ni que introduzcan cosas en sus oídos. Para esto, explícales cómo limpiar su oreja (ver detalle arriba) y hazles saber de lo nocivo que es que escuchen el volumen alto de la música con audífonos.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *




Foro Vida Natural

Artículos Relacionados