¿Por qué se rechaza a la gente “gorda”?

FotoliaOBESIDAD.jpg

Son muchas las personas que suelen rechazar a la gente obesa, al verlas la reacción no muy agradable parece involuntaria, y hay quienes hasta llegan a hacer algún comentario o critica, quizá burla, o una negación a estar cerca de ellas. Lo más curioso es que, incluso las mismas personas que tienen sobrepeso, suelen rechazarse a si mismas.

Si bien las personas obesas han aprendido a adaptarse y convivir con su peso y aspecto, no les es fácil, en el fondo, aceptarse, la mayoría de ellas suelen criticarse a menudo y sentirse mal con ellas mismas, e incluso se desprecian de formas, en ocasiones, muy severas.

No sabremos nunca que exactamente sucede en el interior de una persona que padece o sufre de alguna afección hasta que lo hayamos padecido en carne propia lo mismo o hayamos hecho una empatía profunda con ese ser humano. Muchas veces, adquirimos comportamientos y hábitos y los repetimos mecánica y constantemente sin nunca saber porque los hacemos y si hay alguna razón válida para hacerlos.

Criticar y rechazar es algo que todo ser humano ha sentido alguna vez, pero si viésemos las cosas más objetivas en lugar de simplemente dejarnos llevar siempre por nuestras opiniones y reacciones, quizá descubriríamos cosas muy interesantes respecto a nosotros mismos y aprenderíamos de nuestras reacciones.

Rechazar a una persona obesa no es que este “mal o bien”, esto es sólo una reacción en consecuencia de lo que hemos aprendido, solemos rechazar o criticar algo por prejuicios, porque nos enseñaron que algo “estaba mal”, y cuando nos topamos con eso, lo rechazamos o juzgamos.

Los niños son expertos para decir su opinión abiertamente respecto a la gente obesa, hay niños más expresivos que hasta son crueles en la forma en como dicen las cosas, y hay jóvenes, niños y hasta adultos que ponen adjetivos burlescos a los obesos.

Sin embargo, más allá de los prejuicios y lo que hemos aprendido, habría que analizar y observar muy objetivamente este rechazo.

El mensaje que envían las personas obesas

El cuerpo tiene un lenguaje, y este lenguaje expresa cosas evidentes de nuestra personalidad y carácter. Saber leer el cuerpo es todo un arte y, sin embargo, hay cosas que aunque no podemos decir o poner en palabras, si las sentimos y las percibimos, aunque no seamos unos expertos si podemos sentir lo que nos dice el cuerpo de una persona.

Para descifrar el mensaje del cuerpo de una persona obesa, es interesante empezar por observar el lenguaje verbal que usamos en la vida cotidiana:

En el lenguaje ordinario, solemos usar expresiones como estas: “Me cae “gordo”, “No lo soporto” “No lo tolero” “Me pesa hacer esto” “Ese tipo es muy pesado” “Esta hinchado de orgullo” “No te aguanto”, etc. Estas expresiones cotidianas, curiosamente, no las usamos para referirnos a la gente gorda, sino para referirnos a aquellas personas que nos caen “mal”.

Si observamos, todas las expresiones verbales hacen alusión “al peso” de una cosa, no a un peso físico, sino un peso excesivo en el carácter o personalidad.

Ahora bien: el cuerpo de una persona obesa esta esta lleno de grasas y sustancias innecesarias, de toxinas, de un mal funcionamiento quizá de algunos sistemas. El cuerpo de una persona obesa es, objetivamente, el resumen ya sea de una débil voluntad por no poder dejar de comer, de un descuido general y de una falta de “línea” en la vida, un cuerpo obeso nos habla de una excesiva necesidad de alimento o de comer (lo cual nos habla, en el fondo, de una fuerte necesidad afectiva (alimento espiritual) que se compensa con el alimento). Nos habla también de que probablemente la persona sacia los momentos y la vida con gustos pasajeros y superficiales que sólo llenan y no nutren, muchas personas obesas suelen comer cosas con muy bajo nivel nutritivo (comida chatarra), reflejo quizá del tipo de conocimiento y experiencias de las cuales su vida esta “ganando espacio”, en lugar de estar siendo alimentada.

Dentro del cuerpo de una persona obesa, algunos órganos del cuerpo como el hígado, riñón, corazón, etc, viven más apretados, el cuerpo tiene que hacer un mayor esfuerzo por hacer sus tareas, el corazón labora con más trabajo, la sangre necesita circular más rápido pues el espacio interior de venas y arterias es menor, los huesos y el sistema óseos tienen que soportar y tolerar el peso del cuerpo, y se desgastan, dañan y sufren. El sobrepeso, entonces, parece ser como una asfixia” interior, reflejo quizá de la forma en que se siente profundamente la persona con sobrepeso.

Cuando vemos a una persona gorda, quizá no razonemos todo esto, pero la energía que emiten todas estas actitudes y el resumen de un cuerpo si que la percibimos, su débil voluntad, su necesidad afectiva profunda o su insaciabilidad sentimental, quizá su rechazo o crítica a si misma (lo que se podría traducir en un “no me soporto”). Además de esto, ver un cuerpo obeso nos transmite un sentimiento de saturación, de que no hay espacio, un cuerpo y una mente cargados de cosas “innecesarias y poco “nutritivas, un cuerpo y una mente que “ganan espacio” pero sin estar alimentados con lo esencial.

Todo esto que percibimos en segundos y que se transforma en una sensación de rechazo o malestar en aquel que ve a un obeso, puede acentuarse cuando, por ejemplo, el cuerpo de alguna persona adulta obesa esta acompañado por rasgos infantiles en su fisonomía, lo cual nos puede remitir a que esa persona puede ser carente de carácter, inmadura emocional y quizá poco responsable o muy dependiente.

Los mensajes corporales son los responsables de que reaccionemos con ciertas actitudes no agradables ante las personas obesas. Sin embargo, tener claros todos estos mensajes y comprender el sentimiento que habita dentro de una persona obesa, puede ayudar mucho a comprender la causa raíz de la obesidad y, en lugar de reaccionar con rechazo, volvernos más comprensivos respecto a esto, tomando en cuenta que quizá lo que más anhelan las personas con sobrepeso es una aceptación y aprobación incondicional, quizá tengan ellas mismas que aprender a amarse y aceptarse, o a observar las cosas innecesarias que hay en sus vidas y aprender a nutrirse con personas, experiencias, conocimiento y alimento más “nutritivos“.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
12 Comentarios
  • 2010.12.30 13:10, Kiko Velezmoro dice:

    Estimada Laura: Al leer tu post, me doy cuenta de la reacción que mucha gente que nunca ha tenido el problema del sobrepeso puede tener.

    Nuestras actitudes se fundamentan en pensamientos y sentimientos que están en nuestro subconsciente y que llegan allí con el paso de los años a consecuencia de lo que vivimos en nuestro entorno.

    Definitivamente un obeso no se siente bien, por más que muchos traten de aparentar la típica alegría que incluso se les atribuye a los “gorditos felices”.

    Pero hay dos tipos de obesos: Los que lo fueron desde niños y los que llegaron poco a poco.

    Los que empezaron de niños, no saben cómo ni porqué son así y llegan a creerse eso de la contextura, de que en casa somos todos así.

    Los que llegaron poco a poco saben que son sus excesos los que los han llevado al lugar donde están, pero se consuelan viendo que prácticamente todos están con sobrepeso. Hoy en día 8 de cada 10 personas tienen sobre peso y 2 de esas 8 son obesas.

    Hay un común denominador en ambas categorías, en realidad ambos creen que no pueden bajar porque no saben cómo hacerlo y porque al no saber cómo, han fracasado en el intento muchas veces y al final tiran la toalla.

    Ningún obeso es feliz como está, y si así lo dice, miente para protegerse, no se puede ser feliz cuando la gente te mira mal, cuando no puedes dormir bien, cuando no consigues qué ponerte, cuando no puedes jugar con los demás, cuando acumulas enfermedades, cuando simplemente no puedes ni atarte los zapatos.

    El problema es que no sabes porqué llegaste alli y peor aún no confías en poder salir. Cada dieta es un nuevo fracaso y hace que subas más en peso y aumentes tu máscara de que “así me quieren”.

    Yo fui obeso desde los 11 años hasta los 52, logré perder 22 kilos en 6 meses, que no he vuelto a recuperar y se de qué estoy hablando, por eso me he convertido en un experto sobre cómo bajar de peso.

    Se que sí se puede bajar de peso, pero se necesita la ayuda adecuada, no es sólo un tema de falta de voluntad como se dice, sino de falta de conocimientos, de falta de información y de seriedad en las personas que se dedican al negocio del control de peso y que sólo se centran en el síntoma, que es lo que se ve y no en las causas que originaron esto, que son los hábitos alimenticios de la familia.

    Aprovecho para desear a todos los lectores un Feliz Año Nuevo 2011 y que alcancen las metas que se propongan.

    • 2011.01.18 19:34, lorena dice:

      amos a ver k rechazamos a los gordos pork no se kieren poner a regimen yasta

      • 2011.01.19 01:08, Laura dice:

        Kiko, gracias por compartirme tu experiencia, tus comentarios me retroalimentan mucho, como bien dices, si es cuestión de conocimiento y de mucha cultura alimenticia, eso es bien cierto, pero estamos en eso, tratando de que los papás de las nuevas generaciones construyan un pensamiento más consciente y enfocado a nuevos valores tanto en la comida como en lo espiritual.

        Que sea para ti un año de aprendizaje, aventura y felicidad.

        Abrazos!

        • 2011.01.21 09:11, Marcela dice:

          He leido este post por casualidad, pero me parece curioso todo lo que decis.

          Pienso que ese rechazo si que es causado por lo que nos enseñan desde niños. Porque ese rechazo se puede observar más en unos países que en otros.

          Puede ser que la obesidad es por que se coma más cantidades y que no se priven de ningún tipo de comidas. Pero yo creo tambien que tiene mucho que ver con el metabolismo de cada persona. Una persona puede comer mucho y cosas que no alimentan como bien dicen, y sin embargo, no engordan ni se les ven mal nutridas. En cambio, otras, comiendo menos y mejor tienen tendencia a engordar.

          Por supuesto que se puede adelgazar, pero en personas con el metabolismo muy lento, tendrian que comer unicamente verduras y si comen algo más como pasta, carne, etc que nuestro cuerpo necesita comer de todo, tendria que ser cantidades pequeñas…

          Es dificil mantener una alimentacion asi, estando en estos tiempos donde salimos a comer fuera con frecuencia.

          No soy obesa, pero sé de que hablo.

          Otra opinion que tengo es que siempre me han parecido más felices las personas obesas que se aceptan de las que estan delgadas y se exigen un cuerpo perfecto cada minuto.

          Abrazos!

          • 2011.07.24 01:10, nuez dice:

            ESTA NUEZ TRAE MUY BUENOS BENEFICIOS PARA TU ORGANISMO YA Q TE ELIMINA GRASA,TE BAJA LOS TRICLICERIDOS,TE ELIMINA TOXINAS,ES ANCIOLITICO ASI QUE TE AYUDA A DEJAR DE FUMAR ,TE ELIMINA CELULITIS…L

            • 2011.08.31 19:39, Percy dice:

              Hola. Yo tenía sobrepeso y no me gustaba que me dijeran apodos y me ofendieran, pero me dí cuenta que tenía que bajar de peso por salud y no por vanidad. Llevo tres semanas haciendo una dieta en donde no como nada con grasa, ni frituras, ni postres ni refrescos. Empecé a caminar 40 min. de lunes a jueves y estoy tomando unas pastillas que son suplementos alimenticios para bajar de peso, se llaman 4Max Burner y ya bajé 8 kilos. Me siento más ligera y sana.

              • 2011.09.02 03:29, Laura :) dice:

                Percy, además de las pastillas, te recomiendo hacer esta dieta para que tu cuerpo, además, sane y se cure y desintoxique, y puedas mantenerte en peso, sana y jovial!

                El té verde es uno de los tés con más propiedades que existen, actualmente es recomendado en dietas depurativas, es un excelente antioxidante (rejuvenecedor) y sobre todo para bajar de peso. En China ha sido utilizado desde hace casi 3.000 años por sus grandes aportaciones a la salud.

                Entre sus múltiples propiedades destacan las siguientes:

                • Potente antioxidante
                • Contiene elevadas dosis de polifenoles los cuales tienen propiedades antienvejecimiento, antibióticas y anticancerigenas.
                • Además de ser anticancerígeno y ser capaz de frenar el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, ayuda también a frenar el avance de algunas enfermedades degenerativas.
                • Alivia dolores de cabeza, y previene padecimientos cardiacos y afecciones del hígado.
                • Un tónico estimulante y reconstituyente del páncreas, hígado y estómago.
                • Potente depurados sanguíneo e intestinal, elimina toxinas, gases y sustancias nocivas, así como grasas saturadas impregnadas en el intestino y sangre.
                • Por lo anterior, es un amigo insuperable en las dietas para bajar de peso y recobrar la salud en general. (Consultar la dieta del te verde).
                • Una bebida excelente para tratar afecciones de la piel como la dermatitis, los problema de envejecimiento, el acné y el deterioro de la piel.
                • Posee interesantes efectos terapéuticos.
                • Ayuda a combatir el cansancio crónico.
                • Ayuda contra problemas del colón.
                • Los polifenoles del té verde son (catequinas), son más potentes para suprimir los radicales libres, que las vitaminas C o E.

                ¿Cuál es la mejor forma de beneficiarse del té verde?

                Para que cualquier te nos brinde sus máximos beneficios, este debe tomarse después de 20 minutos de haber comido, evitando endulzarlo con azúcar blanca la cual contrarresta sus efectos pues el azúcar blanca no tiene ningún componente nutritivo y sólo se convierte en grasa en el cuerpo.

                ¿Cómo es la dieta del té verde?

                Esta dieta consiste en beber tres tazas de te verde de la siguiente forma:

                Primera taza: en ayunas, lo más caliente que se pueda, exprimiéndole el jugo de un limón.
                Segunda taza: 20 minutos después de comer, sin endulzar con nada, y no comer nada después.
                Tercera taza: después de cenar y antes de acotarse. Debes cenar siempre un hora y media antes de dormirte para que la digestión se haga con anticipación y te permita descansar.

                Durante esta dieta debes evitar estos alimentos:

                • Panadería refinada (sustituir por integral)
                • Azúcar refinada y derivados (sustituir por miel de abeja o melazas, pero procurar endulzar lo menos posible.
                • Las carnes rojas y el pollo, procura comer sólo pescado.
                • La comida chatarra, frita, embutidos, leche de vaca y derivados como el queso.

                Durante la dieta:

                • Debes beber al menos 2 litros de agua pura.
                • Incrementa los vegetales frescos en tu día y trata de ajustarte a la dieta que se propone abajo.
                • Si te da mucha hambre al principio, procura no romper la dieta comiendo lo que primero encuentres. Mejor, ten a la mano manzanas, las cuales ayudaran a depurar intestinos , limpiar estómago y sangre y a reducir la grasa de tu cuerpo. Además, calmaran tu ansiedad por comer. Otras frutas apropiadas entre comidas son: uvas, naranjas, piña y pomelo.
                • Incluye la toma de 3 almendras o nueces al día, una cucharada de aceite de oliva extravirgen diariamente, y leches vegetales en lugar de leche de vaca.

                ¿Por cuánto tiempo se debe hacer la dieta?

                Se debe realizar hasta que veas resultados.

                ¿En cuánto tiempo verás resultados?

                Eso depende. Si la realizas al pie de la letra entonces verás resultados más rápido. Si la combinas con rutina de ejercicios (al menos 20 minutos diarios), se aceleraran los resultados. Si la combinas con abundantes vegetales frescos, te sorprenderás cuan rápido bajas de peso.

                Y cuando veas resultados… ¿Puedes volver a comer lo que sea?

                Lo más recomendable cuando empiezas a bajar de peso es mantener una dieta controlada, sobre todo si has estado mucho tiempo con sobrepeso. Así que lo mejor es que evites los alimentos antes mencionados y adecues tu dieta a una forma saludable de vivir, tu hígado, estómago y corazón te lo agradecerán.

                ¿Y si no bajas de peso con la dieta?

                Es que necesitas ser paciente. Muchas dietas se rompen porque uno desea ver resultados de momento. Debes insistir hasta que vas resultados, aunque no lo notes, desde el primer dia que haces la dieta, ya estas iniciando un proceso depurativo potente.

                Propuesta de dieta:

                AYUNAS: vaso de té verde tibio con el jugo de un limón exprimido y sin endulzar connada. No comer nada los 30 minutos que le siguen para que el té y el limón hagan su proceso de depuración profunda.
                DESAYUNO: taza de avena, o leche de soja con cereal de amaranto, o un pan tostado integral con vegetales y queso vegetariano. No comas frutas con las comidas, lo mejor es dejar las frutas por si te da hambre entre comidas.
                COMIDA: Escoge un platillo cocinado y combínalo con una ensalada de vegetales variados o un jugo de vegetales. No bebas ninguna bebida sino una taza de agua tibia o el jugo de vegetales. No debes comer ningún alimento azucarado o dulce en este momento.
                ENTRE COMIDAS: después de media hora de haber comido, prepara una taza de té verde, agrega si gustas unas gotas de limón y bebe sin endulzar.
                CENA: sándwich o pizza integral vegetariana, o ensalada con tofu, o taza de leche de soja con amaranto o avena, o pan integral con tomate ojo y aceite de oliva extra-virgen.
                ANTES DE DORMIR: una taza de te verde caliente.

                Realiza esta dieta cuanto antes y te sorprenderás de los resultados

                • 2012.05.12 03:06, margara dice:

                  esta chidito esto puesto que te enseñan

                  • […] es verdad que sabemos que un bebé obeso tiene más probabilidades de ser un adulto obeso, según dicta la lógica, un bebé de bajo peso, difícilmente podría ser un adulto obeso, pero […]

                    • 2013.03.23 20:11, Diego dice:

                      Hola, yo quiero saber que es lo que pasa con mi hermano, de niño el fue gordito, le decían bombón, etc..siempre fue llenito hasta hace unos pocos años empezó a bajar de peso, a correr y hacer ejercicio, ahora hace gym y tiene buen cuerpo, ya tiene 35 años, una persona adulta con buen trabajo, lo que no entiendo es que ahora el sin razón alguna aprovecha para hacer comentarios despectivos acerca de la gente gordita, pareciera como si estuviera vengandose de la gente y a veces hasta yo he recibido comentarios y no estoy gordo, solo una pancita chiquita de cerveza. Anque el se considera muy serio, maduro y exitoso, con esta manera de actuar muestra todo lo contrario, y me cuesta trabajo mantener una buena relación con el, la verdad no lo entiendo y ya no tengo deseos de seguir hablandole por que no puedo entablar una buena conversacion con el. Recomiendenme que puedo hacer..

                      • 2013.04.16 18:06, anonima dice:

                        perdonen pero la mayoria de personas con sobrepeso los que somos discriminados por la sociedad no es porque comamos mucho o por malos habitos sino por enfermedad de nuestro tiroides que es hormonal
                        y ojala la sufrieran todos los que se burlan de nosotros para saber lo que se sufre por la discriminacion a la que nos someten dia tras dia, gracias a personas como ustedes se nos quitan a muchos las ganas de vivir en esta sociedad podrida e hipocrita que solo se fija en el fisico y no en los valores de las personas y que solo piensan que es por comer de mas ¿se han planteado alguna vez que los que lo sufrimos es por enfermedad? ¿se han planteado alguna vez que cuando lo sufrimos emocionalmente no es porque no nos queramos a nosotros mismos sino porque ustedes los que no nos aceptan nos lo hacen con su continuo rechazo?

                        • 2013.12.03 09:12, Esteban dice:

                          Yo no sufro por lo que digan los demás, eso es darle demasiada importancia, si una persona está segura de si misma no importa lo que digan, pero ese no parece ser tu caso, deberías trabajar en ello, suerte!

                        • 2013.12.03 19:56, Esteban dice:

                          Deje una respuesta a lo último que escribió Anónima y parece haber sido borrado, una persona segura de si misma no necesita la aprobación de nadie para tener una vida normal, la aceptación es la llave! Deberías trabajar en eso Anónima! Suerte!

                          Escribir un comentario