Remedios Naturales para Enfermedades Infantiles

Remedios Naturales para Enfermedades Infantiles

Una de las grandes ventajas de la medicina natural es que con ella no sólo ayudarás a sanar a tus hijos, sino que los volverás resistentes contra enfermedades y contagios, además, su ánimo en verdad se verá favorecido, pues la forma de vida natural ayuda a eliminar estrés, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, apatía, etc., mientras que, por otro lado, fomenta la creatividad, la concentración, el buen humor, la salud emocional y el entusiasmo.

A continuación, te damos algunas de las bases de la Medicina Natural Preventiva para los pequeños (de un año en adelante):

1.  Dieta: incluye vegetales frescos (al menos dos raciones) en su dieta diaria, ya sea en ensaladas o jugos recién hechos, así como cereales integrales. No mezcles frutas con otro alimento, las frutas dáselas solas, ya sea por la tarde o mañana. Evita los productos refinados, enlatados, fritos, embutidos o “fast food” en su dieta, procura eliminar alimentos que sólo le “llenen”, sobre todo los panes y azúcares refinados (y derivados). El azúcar es realmente nociva para el cuerpo, causas muchos desbalances, desequilibrios y debilita órganos y sistemas importantes como el sistema nervioso y hormonal. Una dieta alta en azucares refinados es la principal causante de un gran numero de afecciones como flemas, fiebres, problemas de piel, dolores de estómago, sarpullido, problemas dentales, etc. además, el azúcar se roba el calcio del organismo. Debes sustituirla por azúcar morena, piloncillo, miel de abeja o melazas de cereales. Pero sobre todo, evita endulzar demasiado los alimentos.

2. Ejercicio: es muy importante para que tu pequeño tenga buena oxigenación y repartición de nutrientes. La natación y la gimnasia son excelentes, aunque no es necesaria una actividad especial, si lo llevas a correr y jugar al parque media hora al día será suficiente.

3. Realiza actividades con él siempre que puedas y háblale acerca de lo que te gusta, de lo que no te gusta, etc. No le expliques todo aunque lo sepas, hazle preguntas y permite que él investigue y razone. La compañía de un adulto que le tenga atención es especialmente importante para los niños: les fomenta su seguridad, les ayuda a reflexionar y a desglosar ideas, y les ayuda a despertar su curiosidad. Procura que tu tono de voz suene agradable, paciente y firme para el niño. Es importante el tiempo que pasas con tu hijo, aunque no lo notes o no digan muchas cosas, a ellos les da mucha seguridad sentirse acompañados.

4. Procura un ambiente en la casa lo más tranquilo y agradable posible.

5. Trata de fomentarle alguna actividad artística como la pintura, la lectura, la música, la escritura, etc. Entre más pequeño es el niño, más puede tomar gusto por estas actividades y evitar que, cuando crezca, quiera pasar todo el día frente al monitor de la computadora o la televisión.

6. Haz paseos siempre que puedas a lugares apartados de la ciudad.

Algunos remedios naturales para algunas afecciones comunes:

• FIEBRE: la fiebre puede bajarse aplicando una toalla húmeda (recién humedecida con agua del grifo fría) en el estómago. Hay que volver a mojar la toalla con agua templada cada vez que esta este caliente. El te de sauco, limón y ciprés son buenos para bajar la fiebre. Sigue dieta recomendada.

• FLEMAS, TOS Y AFECCIONES DEL APARATO RESPIRATORIO: la dieta es importantísima: suspende lácteos y azucares, panes y cereales refinados, así como alimentos con grasa nociva. Da un pedacito de ajo en ayunas con medio vaso de agua tibia. Si el niño es muy pequeño, hay que machacar el ajo en una cuchara y darlo con un poco de miel de abeja. Los tés de limón, marrubio, tomillo, saúco, eucalipto o buganvilia son muy buenos expectorantes. Dos tacitas de te al día con un limón exprimido y una cucharadita de propóleo ayudaran enormemente a la pronta recuperación.  Incrementa el consumo de alimentos frescos con vitamina C como el limón, naranja, brócoli, etc.

• SALPULLIDO, RONCHAS O INTOXICACIÓN: suspende azúcares refinados, lácteos y embutidos de origen animal. Da a beber media tacita de agua tibia con el jugo de un limón exprimido en ayunas.

• PARÁSITOS: el ajo, el epazote y el tomillo son excelentes para desparasitar. A los niños pequeños hay que darle un ajo machacado en ayunas y no darles nada de comer la media hora que le sigue. El te de epazote y tomillo también son buenos en ayunas.

• AFTAS Y LLAGAS: aplica un algodón remojado en infusión de tomillo o extracto de hipérico, o pon cáscaras de naranja fresca encima de las llagas.

ESTREÑIMIENTO: sigue dieta recomendada. En la mañana, dale un plato de papaya. En la noche, tres ciruelas pasas o una ensalada de manzana fresca, o hazle un licuado de manzana con linaza, endulza poco con melaza. Dale durante el día dos cucharadas soperas de aceite de oliva. El te o tintura de abedul o el cocu son excelentes para mantener los intestinos funcionando adecuadamente, combate estreñimiento y hemorroides.

Terapias alternativas para niños:

Hay muchas terapias alternativas que pueden, además, apoyarte en caso de cualquier enfermedad de tu pequeño, las cuales tienen también la finalidad de fomentar la propia capacidad autocurativa del cuerpo. Estas terapias son: reflexología, bioenergética, homeopatía, fitoterapia, magnetoterapia, hidroterapia, reikiayurveda, etc.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *




Foro Vida Natural

Artículos Relacionados