¿Mal humor? ¡Ponte de buenas!

Como evitar el mal humor¿Las cosas no salen como tu quieres? ¿Todos son unos ineptos y desconsiderados? ¿Es increíble cómo pueden hacer esas cosas?

Todo mundo ha sido presa alguna vez del mal humor: no queremos saber de nada, todo nos irrita y desespera, sentimos que nadie nos comprende ni nos toma en cuenta, y muchas veces pegamos de gritos y hacemos y decimos cosas agresivas, o nos aislamos o hacemos la ley del silencio con todo eso que nos impide ser, hacer o tener lo que queremos.

Si te sientes de malas, no te preocupes. En realidad, el mal humor y la disconformidad no son tan malas amigas, son simplemente reacciones a distintas cosas que suceden en nuestra cabeza y que interpretamos de cierta forma. Para que te pongas de buenas, lo mejor es primero saber que todo tiene una solución, y que nada es tan grave como para que no podamos cambiarlo en el momento que queramos. ¿Crees que algo no puede cambiar? Pues debes saber que la limitación nunca está allá afuera sino dentro de ti, y que basta que sepamos la causa que te hace sentirte de malas para que puedas remediarla.

Así que lo primero es saber las causas que pueden estar originando tu mal humor:

• Sentirse tenso y agobiado por trabajo o presiones.
• No tener tiempo, dinero o espacio para lo que se quiere hacer o comprar lo que se quiere comprar.
• Sentirse encerrado en alguna rutina que ya no gusta ni satisface.
• No dormir bien.
• No comer bien o ingerir los suficientes nutrientes.
• Trabajar en exceso.
• Sentirse bajo competencia.
• Sentirse juzgado o culpable.
• Miedo de que algo no pueda ser logrado.

¿Qué se puede hacer para estar de buenas?

Bueno. Comer y descansar apropiadamente ayuda a que el sistema nervioso cumpla sus funciones básicas y este con ánimos de encarar los problemas del día. La comida chatarra y llena de químicos, azucares y aditivos, degenera e irrita el sistema nervioso, y puede predisponerte cada día a que estés alterado, nervioso y desganado. Nada mejor que la comida de calidad, ensaladas y jugos de vegetales, las algas marinas, las nueces y los aceites vegetales prensados en frío ayudarán a mantener muy saludable tu sistema nervioso.

Por otro lado, hacer un poco de ejercicio cada día y beber la suficiente agua es de gran ayuda para oxigenar el cerebro y ayudarle a que este sano y relajado, apto para rendir óptimamente durante el día. Además, hacer ejercicio ayuda a liberar emociones contenidas o frustradas durante el día, las cuales pueden causar mucha tensión o presión interior.

Además de lo anterior, es necesario que consideres que el mal humor tiene que ver con un sentimiento de inconformidad, es un aviso de que algo necesita revalorarse y reconsiderarse en tu vida. Estar de malas es una forma en que la vida nos da un  empujoncito para que entremos dentro de nosotros mismos y reflexionemos.

El mal humor empieza por lo general con un sentimiento suave de inconformidad. Si no atendemos esta llamada de atención, el mal humor puede ir aumentando, y puede llegar a convertirse en un carácter agresivo, intolerante e incluso violento.

Por eso si estas de malas, es buen pretexto para tomarte un rato y pensar acerca de aquello que te hace sentir desesperado. En  realidad, mucho del mal humor tiene que ver desde donde estas mirando las cosas. Y si observas, muchas veces hacemos las cosas para complacer a los demás, para que nos reconozcan, nos admiren y demás, o porque sentimos es un deber irrenunciable, es decir, que no hay de otra. Cuando te sientes constantemente amenazado, atrapado, juzgado y/o bajo competencia, tu irritación se exalta, porque representa mucho gasto de energía estar tratando de complacer, quedar bien y servir a todo el mundo. ¡Y lo peor es cuando nadie lo nota ni lo reconoce!

Así que lo mejor es, si este es tu caso, que empieces por reconsiderar antes que nada, que quieres tu, que te gustaría hacer, y te des el tiempo para disfrutar de ti. Puede ser que me digas que hay tareas que no se pueden dejar, como cuidar a los niños o atender asuntos del trabajo. Sin embargo, siempre es muy atractivo poder sentirnos con la alternativa de renunciar a esas obligaciones. Por ejemplo, algunas veces una mamá en la mañana puede preguntarse si esa mañana quiere hacer las funciones de mamá o quiere mañana libre. Quizá la primera respuesta sea ¡la mañana libre! Y en este caso siempre es mejor dejar un poco la casa en desorden e irse a vagar un rato y llegar más animada, que tener la casa limpia y estar de malas todo el día porque hay cosas que se tienen que hacer y no hay tiempo para mí”. Ahora, este tiempo libre debe estar enfocado, sobre todo cuando uno se empieza a sentirse de muy malas o intolerante, a escudriñar lo que ya no nos tiene a gusto o conformes. Si el problema es el trabajo, lo mejor es pedir un día o un rato libre. Yo suelo decir: “siempre es mejor perder un día de dinero, a perder una vida con dinero.”

Es necesario tomar frecuentemente  tiempo para nosotros, en donde valoremos alternativas y se deje a la mente libre, que explore y proponga opciones de vida que nos hagan sentirnos gozosos, libres y felices. Soñar la realidad y dejarnos llevar por lo que queremos, es lo que da ánimos, alimento y vida al corazón. Si no se sueña, el hombre corre el riesgo de atraparse en rutinas y una vida mecánica, cansada y poco nutritiva.

Una vez que soñemos, es necesario no perder de vista el “suelo”, es decir, que debemos tener clara la realidad que tenemos, con todas sus ventajas e inconvenientes. Los inconvenientes no deben representar un problema, sino un reto para que crezcamos y creemos las cosas que queremos, y aprendamos a ser más fuertes, a imponer lo que queremos de una forma inteligente y sabia, a movernos de una forma consiente.

La confianza en nosotros es una parte clave para que nuestro humor pueda volverse ya sea a nuestro favor o en contra. Si no confiamos en lo que somos y podemos hacer, entonces podemos frustrar el ánimo de lograr nuestros más hondos anhelos, y nos sentiremos malhumorados. Confiar en nosotros es aprender a vernos no como no ven los demás, sino como queremos vernos nosotros, es decir, es crear una imagen digna de nosotros y luego, intentar ser como nos vemos. Creer en uno mismo significa, además, comprender que la vida no es lo que alguien dice o cuenta, sino que puede ser como yo quiero que sea.

Visualización creativa contra el mal humor

Otra forma de transformar el mal humor en un ánimo positivo, es aprender a pensar cosas que nos hagan sentirnos confiados y en armonía.  La clave de esta visualización o meditación consiste en que uno se concentre en pensar que todo lo que ocurre en esta vida siempre es pasajero, que nada se queda siempre en el mismo lugar, y que todo, a final de cuentas, crece y evoluciona hacia algo cada vez más grandioso.  Por más caótica o problemática que pueda resultar la vida, siempre hay algo ahí que esta esperando nada más a que lo veas para que la situación se transforme. Para logra esto, es necesario que concentres tu atención en palabras que te den aliento y ánimo, que te conviertas en tu mejor amigo o amiga. Las afirmaciones que ahora están tan de moda, pueden funcionar. Repetirte algunas veces que “Soy una persona creativa que esta en paz y confía en el proceso de la vida.”, etc. Ayudará a que emociones más placenteras fluyan en tu cuerpo y tus asuntos. Es necesario que no sólo repitas la afirmación sino que la sientas, que comprendas que en verdad tu eres un ser creativo y que una sabiduría divina muy dentro de ti puede encargarse de todo eso que parece no fluir, la clave estar en confiar en ella.

Y por último, algo que no se te debe olvidar, es no tomarte la vida ni sus asuntos de forma tan personal, formal o seria, la vida es un juego de exploración, todo lo que esta ahí esta para que descubras cuantas más cosas puedes ser y sentir, aprende a dejar ser a los demás porque sólo así podrás dejarte hacer lo que quieras, y podrás tener más confianza en que las cosas que  quieres llegaran, sin que tengas que competir ni ser mejor o peor, todo llega cuando dejas que tu corazón se divierta, explore y aprenda. Y si te sientes libre y feliz, sin duda podrás compartir y componer más cosas en tu mundo, y en este mundo.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
6 Comentarios
  • 2010.07.21 00:49, Cinthia Acevedo dice:

    Si te digo qe estoy pasando por un momento así no me lo creerías pero es increíble todo lo qe expresaste y aconsejas; lo voy a poner en práctica. Realmente es un muy bueno y me sirvió de mucho. Espero qe me pueda servir o en tal caso lo leeré miles de veces hasta cumplirlo.
    También me tomé el atrevimiento de publicarlo en mi blog.

    Saludos y gracias por poner estas palabras y qe yo pueda encontrarlo en el momento indicado.

    • 2010.07.22 03:22, laura dice:

      Ahhh… que bien!

      • 2010.08.26 16:10, JCB dice:

        estos consejos tengo que leerlos todos los dias, quizas asi logre aplicarlos
        sigue insistiendo, son de mucha ayuda

        • […] comida puede ayudar a combatir el mal humor, la melancolía, la irritabilidad y a su vez el humor puede controlar la ingesta de […]

          • 2011.05.12 08:55, Marina Rod dice:

            Yo encontré muy buenos consejos para disminuir el estrés por lo económico en esta página me gustaron mucho, espero les sirvan a ustedes también.

            • […] Mal humor: Está deprimido siempre y los pensamientos son negativos. […]

              • 2013.09.09 18:48, laura k. dice:

                LA depresion ni lo spensamientos son negativos!!!

                No. Esto provoca que de primera reacion sintamos rechazo por lo que nos sucede. LA depresion es algo de lo cual podemos aprender mucho, no existe eso de “pensamiento negativo”, tampoco “positivo” solo hay pensamientos, hay causa y efefcto, si observaramos mas en lugar de rechazar o negar, entonces aprenderiamso cosas muy interesantes de nosotros y podriamos retroalimentarlas.

              • […] • Oxiuros (Enterobius vermicularis): ataca a los niños principalmente. Son gusanos finos que llegan a medir un centímetro de largo. Se alojan y desarrollan en el intestino grueso en la noche, cuando el huésped duerme, la hembra pone sus huevecillos ya sea en el ano o los genitales, y de ahí se propagan a la ropa de cama o a las manos del enfermo y de ahí pasar a alimentos y objetos personales. Los síntomas que este tipo de parásitos ocasiona son comezón, dolor abdominal, rechinido de dientes, insomnio y mal humor. […]

                • 2013.09.09 18:50, laura k. dice:

                  Los bichos intestinales si puede provocar mal humor, ya que ocupan energia de nostros, son “vampiros de energia”, y esto nos baja el animo y nos deprime o pone de mal humor. Asi que para evitar esto nada mejor que tomar de repente ajo crudo en ayunas, no se recomienda usar desparasitadores de farmacia pues son agresivos con los intstinos, nada mejor que tener un animo alegre y entusiasta para subir las degfensas del cuerpo y evitar la descongestion de parasitos.

                  Escribir un comentario