LA MENTE Y SUS RAZONES

Hemos dado en un espacio anterior a esta sección una introducción acerca de la capacidad extraordinaria de la mente. En esta ocasión hablaremos acerca del como la mente puede ser usada para nuestro beneficio y para nuestro no-beneficio.

¿Te has puesto a observar últimamente cual es la razón por la que haces determinadas cosas? Muchas veces creemos que hacemos las cosas con determinados objetivos, pero el no ir un poco más allá y profundizar en las verdaderas razones por las que actuamos, decidimos y vivimos, podría ser el motivo de que muchas de esas cosas que queremos y anhelamos no se cumplan. 

Por ejemplo, alguien podría vivir pensando que trabaja para tener dinero y poder vivir lo mejor posible. Esta persona piensa que esto es obvio, trabajar para conseguir dinero, pues la vida se vive, digamos, en base a este intercambio monetario y de beneficios, lo cual, a decir verdad, es cierto, mientras este intercambio se base en una satisfacción honda y placentera del ser humano. SIn embargo ¿Cuántas personas encontramos insatisfechas en su trabajo? ¿Cuántas veces asalta la duda de que lo corran a uno del trabajo? ¿O de que la situación está difícil? ¿Cuántas veces se cree que no se va a encontrar algo dónde se sienta uno más aprovechado y valorado?

Una persona que constantemente es asaltada por este tipo de pensamientos y sentimientos de inconformidad o insatisfacción, pero no los atiende, se está dejando dominar por una inseguridad, y hasta cierto punto esta negando sus ideas y acciones más brillantes, aventureras y creativas.  Un pensamiento de inseguridad no reconocido o reflexionado, es lo que genera que, a la larga, una vida dónde se tienen que aguantar circunstancias no propicias, malos tratos, nulos reconocimientos, etcétera. Lo peor es que si no hacemos frente a pensamientos de inseguridad y aprendemos a dominarlos, entonces nuestra mente, que es muy astuta para esto, constantemente justificara nuestras razones del porque tenemos que aguantar determinadas situaciones aunque nos molesten, y cada vez que nos pase por la mente aquello que ya no nos satisface se dirán cosas cómo: “Después de todo no me va tan mal” “comparándome con tal, yo soy un afortunado” “A mi edad ya no hay oportunidades” “Al menos aquí tengo seguro social y prestaciones”   ¿Es esto seguridad?  

La mente es una herramienta: sirve para crear pensamientos, es de ella de donde nace la confianza, y tambien la desconfianza, depende a que le prestemos nuetsra atención. Si nos dejamos dominar por pensamientos de inseguridad, entonces difícilmente descubriremos nuevos potenciales, y nuestra mente se habituara a un mundo de elecciones muy restringidas y poco retroalimentativas.

Toda mente es extraordinaria: y hay que comenzar a generar pensamientos de seguridad, de manera que creamos más en todas las capacidades que tenemos y en toda esa habilidad creativa que poseemos para crear y tranformar nuevas realidades. Hay que recordar que todo eso que nos rodea tiene la altura de nuestra comprensión: si queremos más sentido en la vida, si anhelamos nuevas condiciones y soñamos con la sorpresa y el gozo, entonces hay que atreverse un poquito cada día a ser eso que queremos ser. Comprendamos que la mente es una herramienta, con ella podemos crear cosas extraordinarias y salir avante de cualqueir dificultad, o podemos crear exactamente lo contrario.    

Escrito por: Laura Garcés

Tags:, , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
1 Comentario
  • [...] diversos símbolos para que no todos pudiesen tener acceso a tan fascinante conocimiento. Usar la mente para crear lo que uno desea era un arma de dos filos: si no había cierta sabiduría en el empleo [...]

    • 2013.08.13 17:17, sallymar dice:

      Nuestra mente es tan poderosa que puede llevarnos al éxito como al fracaso, cierto a muchos nos asaltanlas dudas, pero el objetivo esta en lograr lo que realmente nos satisface y nos llena como personas, por algo se trabaja no lo hacemos obligados y si es así hayque replantear nuestra situación ya que debe ser tedioso seguir en la misma actividad.

      Escribir un comentario