El Yodo en la Dieta

El Yodo en la DietaEl yodo es un mineral indispensable para el proceso de conversión de los alimentos en energía (proceso metabólico de las células). Es un mineral importante para el buen funcionamiento de la  tiroides y la producción de las hormonas tiroideas.

Fuentes importantes de obtención del yodo:

• Sal yodada (sal de cocina) o sal de mar (veáse nota al final).

Mariscos (salmón, atún, bacalao, róbalo, abadejo son buenas fuentes de yodo)

• El alga marina Kelp o parda, es un vegetal marino muy común con alto contenido en yodo. Si se toman algas es mejor utilizar las algas que tienen un contenido uniforme de yodo como la y amencionada kelp (kombu) o la hijiki.

• Si toma suplementos de yodo, se debe consumir entre 100 y 150 microgramos al día, para alcanzar una ingestión total de entre 150 y 200 microgramos (o checa abajo tabla adecuada de consumo de yodo por edades).

• Las plantas y vegetales que crecen en suelos ricos en yodo son muy buenas fuentes de este nutriente. Incrementar el consumo de ensaladas frescas o jugos de vegetales puede ayudar a evitar la carencia de este mineral.

Carencia o exceso de Yodo en la dieta

La deficiencia de yodo en la dieta puede deberse a la falta de yodo en el suelo. Si esta deficiencia persiste durante algunos meses, puede dar origen al bocio hipotiroidismo. Cuando no hay yodo, las células tiroideas y la glándula tiroides aumentan de tamaño (afección conocida como bocio).

La deficienica de yodo es más frecuente en las mujeres que en los hombres, sobre todo en mujeres embarazadas. Tomar el yodo adecuado ayuda a prevenir un tipo de retardo mental y físico llamado cretinismo, una afección no muy común ya que por lo general es difícil que los niveles de yodo bajen en la dieta. Por otro lado, el exceso de yodo en la dieta puede disminuir el funcionamiento de la glándula tiroides.

Dieta balanceada en Yodo

Para que el yodo pueda ser bien administrado en el cuerpo, es necesaria una dieta balanceada, y consumir más o menos 1/4 de cucharadita diaria de al yodada, la cual proporciona 95 microgramos de yodo. Consumir mariscos y pescados también es una buena opción, ya que, además de ser ricos en nutrientes, los mariscos suministran dosis de calidad de yodo.

Las recomendaciones del Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina (Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine ) para consumos adecuados de Yodo se establecen en la siguiente lista:

Consumo de Yodo recomendado para Bebés:

  • 0 – 6 meses: 110 microgramos por día (mcg/día).
  • 7 – 12 meses: 130 mcg/día

Consumo de Yodo recomendado para Niños:

  • 1 – 3 años: 90 mcg/día.
  • 4 – 8 años: 90 mcg/día.
  • 9 – 13 años: 120 mcg/día

Consumo de Yodo recomendado para Adolescentes y adultos:

  • hombres de 14 en adelante: 150 mcg/día.
  • Mujeres de 14 en adelante: 150 mcg/día

Las recomendaciones específicas para el consumo adecuado del yodo dependen de la edad, el sexo y otros factores. Las mujeres embarazadas, por ejemplo, o en periodo de lactancia, necesitan cantidades mayores, si no se cuida esto podrían padecer coplicaciones en su embarazo, entre las cuales podría ocasionar lesiones cerebrales en el feto y los lactantes.

En algunos países la deficiencia de yodo en las personas es más alta que en otros países.   En Europa existen países donde una parte considerable de la población está expuesta a la falta de yodo. En España, alrededor de un 20% de los niños padece alguna vez carencias de este mineral.

Acerca de la Sal de Mar y el Yodo

El yodo es un mineral activo en la sal de mar, con mucho más beneficios que la sal común de mesa, la cual repercute favorablemente sobre la glándula tiroides, sin encerrar ninguno de los problemas que ocasiona el yodo extraído por métodos químicos. Los bromuros de la sal de mar contribuyen a calmar los nervios sin debilitar el sistema nervioso. Además, esta sal contiene sustancias útiles y elementos catalizadores como oro, cobre, níquel, cobalto, etc.

La sal de mar (sin refinar) es de gran ayuda para combatir los trastornos glandulares o nerviosos por alguna deficiencia. Esta puede emplearse mediante baños de agua salada de mar,  en agu acalient ey con algas marinas. Se puede preparar emplastos de lagas y sal marina para cauterizar y sanar heridas rápidamente, para evitar infecciones, acabar con el herpes labial y ayudar a la piel a sanar.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *