Compresas y Cataplasmas naturales

Compresas y Cataplasmas naturales

Entre los remedios  naturales más antiguos y usados a través de la historia encontramos que los cataplasmas y compresas han sido de gran utilidad y eficacia para sanar todo tipo de afecciones y ayudar a acentuar la belleza. Este tipo de remedios terapéuticos tienen la ventaja de ser muy baratos, de fácil elaboración y utilización.

¿Cuál es la diferencia entre compresas y cataplasmas?

Los dos son tratamientos que se aplican directamente sobre la piel, encima del área afectada o a tratar, pero tienen diferentes destinos.

Los cataplasmas están compuestos de diversos componentes naturales como hierbas, flores o aceites, etc., se aplican encima de la piel y proporcionan efectos calmantes, antiinflamatorios, cicatrizantes, purificadores, regeneradores, anti bacteriales, etc.

Algunos ejemplos de cataplasmas y compresas:

• El ajo machacado, por ejemplo, es un buen ejemplo de cataplasma. Este se puede aplicar directamente sobre aftas o cortadas o sobre la piel con barritos o acné, ayudándoles a su pronta cicatrización y, además, evita la proliferación de bacterias.
• El cataplasma de patata, por otro lado, es bueno para nutrir y embellecer la piel. Basta aplicar rodajas de patatas o puré de patatas en la piel.
• Los cataplasmas de arcilla fría alivian varices, hemorroides, inflamaciones y ayudan a sanar acné y cicatrizar pequeñas heridas.

Las compresas, por otro lado, son un preparado con elementos de origen vegetal al cual se le envuelve en una gasa o tela especial para que se pueda aplicar sobre la zona del cuerpo a tratar. Esta gasa se deja reposar encima del área fijada con una venda.

• Un ejemplo de compresa es, por ejemplo, la mezcla de flores de manzanilla machacadas con un aceite de oliva o sésamo. La compresa se remoja en agua caliente y se aplica, lo más caliente posible, en zonas de la piel con resequedad.
• Otro ejemplo es la compresa de linaza, que se utiliza para tratar problemas principalmente relacionados con las vías respiratorias como tos, sinusitis, bronquitis, etc.

Compresas frías y calientes

Para saber si tu compresa debe ser fía o caliente, sólo debes considerar que las compresas calientes alivian los calambres y evitan o curan las contracturas musculares de cuello, piernas, pies, etc. El calor estimula la circulación, alivia la tos y calma dolores, relajan, ayuda a dormir.
Las compresas frías se utilizan para bajar la fiebre, ayudan a combatir inflamaciones y suavizan o quitan el dolor de zonas con contusiones.

Tags:, , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Foro Vida Natural

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR