Como entender los Celos

De entre los anhelos más hondos del ser humano esta el de sentirse especial, único y genuino. Un niño, desde edad muy temprana, puede dar muestras evidentes de este sentimiento cuando empieza a exigir, por ejemplo, la atención o compañía constante de la madre. Conforme crecen, los niños buscan siempre la atención, la aprobación y la admiración de queines les rodean, nosotros mismos de alguna forma lo hicimos, queriamos sentrinos especiales y sobresalientes en todos los aspectos y, cuando esto no se cumplia porque alguien, como otro hermano, por ejemplo, interfería, entonces sentíamos esa especie de enfado por arrebatar nuevamente la atención y el cariño que se nos “robaba”. Entonces comenzábamos a experiemntar celos.

Cuando se siente la amenaza de que nuestro objeto de amor puede sernos arrebatado, quitado o alejado por un tercero, entonces aparecen los celos.
En realidad los celos son una emoción natural tanto como la alegria o la tristeza, han sido motivo, como toda emoción, de inspiración para escribir hermosas canciones, poesía, novelas, etcétera. Sin embargo, esta emoción común puede también llevar a tomar posturas que dañan y someten al dolor a algunas personas cuando no están bien entendidos, pues pudieran llegar a causar en la personas sentimientos de desesperación, odio y rencor a veces incontrolables que lo pudieran llevar a acciones no constructivas. Hay muchos tipos de celos, tanto los celos entre hermanos, los celos en el área laboral, los celos entre familiares, y los celos, por supuesto, de pareja.

Los celos de pareja

Los celos son, hasta cierto punto, el sazón picante en las relaciones de pareja. El sentimiento de pertenecer o de “me perteneces” es algo que despierta toda clase de acciones (y adicciones) y, a medida que crece este sentimiento de pertenencia, la sangre se calienta y se encienden las más desmesuradas pasiones. Los celos, por otra parte, generan una especie de competencia, es decir, que a medida que querramos ser notados y reconocidos como especiales e importantes, más sentiremos esa especie de “carrera interior” por ganar la atención y el reconocimiento. Cuando sentimos que alguien “nos gana” ese reconocimiento, entonces sentimos ese enfado llamado celos, sobre todo cuando el que reconoce es alguien de quien esperamos esta acción, es decir, en este caso, la pareja.

Los celos son algo tierno porque demuestran que “sentimos algo” por quien amamos. Sin embargo, cuando rebasan ciertos limites pueden llegar a desgastar en todo sentido la relación sobre todo cuando estos son constantes y obsesivos. La línea entre los celos románticos y los celos obsesivos puede llegar a ser muy frágil. Por eso es importante que aprendamos a reconocer e identificar cuando estamos sintiendo apego por nuestra pareja, y esto lo podemos detectar fácilmente cuanod nos observemos y nos demos cuenta de que queremos controlar su tiempo, su vida y hasta su forma de ser. Esta es señal de apego, y este es el inicio de algo no constructivo, de los celos enfermizos y de la dependencia.

¿Qué hacer?

Lo primero es vencer la ansiedad respecto a la posible pérdida del objeto amado. Y como principal punto a atender es comenzar a centrarnos en nuestra vida y lo que esperamos obtener de ella. Tener el proyecto de vida junto a tu pareja no significa que ella va a hacer lo que tú quieres ni que va a estar prgada a ti. Tener un proyecto de vida compartido significa que cada quien se realiza por su parte y luego comparten esta realización. Si dependes de tu pareja para ser feliz, los celos te comerán. SI decides hacerte feliz tú, entonces tu pareja será un complemento, más no el objeto de tu felicidad. A medida que pones tu vida en alguien, a medida que dependes y los celos aumentan.

Cada vez que sientas celos, revisa tu vida y lo que estás haciendo, y ve donde no estás sintiéndote realizada, pues cuando no te sientes admirada tu misma de tu estilo de vida, es muy probable que lo exijas afuera, en especial de a pareja. Si sientes muchos celos, es que seguramente necesitas reconsiderar tus proyectos o planes de vida para contigo misma. Cuando estás insatisfecha, necesitas de mucho más aprobación externa, y necesitas que tu querido te repita mil veces que te quiere y eres especial porque tu no te sientes, en el fondo, especial.

Asi que el tónico infalible para los celos es: aprende a ser feliz y a sentirite admirada y amada por lo que eres. Asi podrás compartir mucho más amor y crear cosas en verdad grandiosas con tu pareja. Y la próxima vez que tu amiga te diga que siente celos, tu respóndele esto:  ¿Celos? Necesitas un poquito de amor por ti misma.

Tags:, , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 2,50 out of 5)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *